Entrevista José de la Peña Muñoz – día europeo Protección de datos 2014


 

José de la Peña Muñoz

Director

Revista SIC

1-El año 2013 ha sido intenso en noticias sobre privacidad. ¿Cuál destacaría de ellas y por qué?

-La rama de informaciones fomentada por la presión de los lobbies para contribuir a que se suavicen o supriman algunas medidas contempladas en el posible futuro Reglamento general de la UE.  De votarse en marzo con su actual redacción, y salir, se producirían disfunciones de grandes proporciones en la economía y el comercio intra y extra comunitarios.

2- Cloud, Big data, Internet of thinks, coches automatizados. Desde el punto de vista de la privacidad, ¿qué óptica debemos adoptar frente a la evolución tecnológica?

-Legislar en exceso o mantener la posición de que todos sepamos todo de todos son posturas inviables. Dejar, sin más, que el mercado ponga precio a los datos personales tampoco parece  razonable. Como la aplicación desbocada de la tecnología trae como consecuencia la aparición de escenarios inexplorados, una buena receta sería que los grupos con capacidades normativas en privacidad y protección de datos personales y los de ciberseguridad  trabajaran coordinados y haciendo como que tienen prisa. Así se equivocarían antes y lo podrían remediar también  antes.

3- Si en 2014 la Unión Europea no contara con un Reglamento General de protección de datos, ¿tenemos más que ganar o que perder como ciudadanos UE?  ¿Y cómo profesionales?

-Perderíamos como ciudadanos y como profesionales. No obstante, quizá en la UE debiéramos de legislar sin obsesionarnos tanto con “pillar” a las empresas gestoras de redes sociales y relacionadas, por más que las mercancías que venden dichas firmas sean nuestros gustos y nuestros comportamientos. En eso, para bien y para mal, ya no hay vuelta atrás.

-4-¿Qué rol social están llamados a jugar los profesionales de la privacidad?

-Su área de influencia crecerá, ganando territorio hasta ese momento atribuido a otras áreas de la organización, especialmente en sectores castigados de forma masiva por la delincuencia manifestada en forma de ciberataques. La esfera del dato personal, de facto, va a seguir creciendo, y cada vez estarán más fusionadas su dimensión administrativa y su implicación en hechos y comportamientos castigados por la vía penal.