Carmen López Belda: La protección de datos y el terrorismo internacional


 

APEP - Logo

Día Europeo de Protección de Datos 2016

Monográfico de la Asociación Profesional Española de Privacidad

+

+

Carmen López Belda

Lopez Belda Consulting.

 

Con los recientes atentados producidos en París, Copenhague, África, Oriente Medio, nos cuestionamos de qué forma se puede armonizar la política de Protección de Datos Europea, con la lucha contra la delincuencia organizada y los actos de terrorismo internacional.

Sabemos, que los terroristas utilizan en gran medida los viajes en avión para pasar de un país a otro, en principio con total impunidad, y conseguir sus objetivos criminales, bien sea colocando bombas en los aviones, o inmolándose en un espacio público de gran afluencia para causar el mayor número de muertos posible. Esta preocupación de los gobiernos europeos para poder controlar a los pasajeros de vuelos internacionales, impulsó la creación del Registro Europeo de Nombres, que se conoce con las siglas inglesas de PNR (Registro de Datos de los Nombres de los pasajeros), con el objetivo de permitir la localización de sospechosos de cometer actos delictivos graves y organizaciones terroristas internacionales.

El incremento de ésta delincuencia organizada y otros delitos graves tales como, trata de seres humanos , tráfico de drogas, tráfico de mercancías ilícitas dentro de los países de la Unión Europea, así como el terrorismo internacional, que lleva implícito los vuelos internacionales, se trabajó en el año 2011, sobre una Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la utilización de Registro Datos de Nombres de los pasajeros, con el objetivo de prevenir, detectar e investigar y enjuiciar los delitos terroristas y delitos graves.

Dicha Propuesta tenía como principal objetivo, compatibilizar sus principios, con los derechos fundamentales, y dentro de éstos con la Protección de Datos de Carácter Personal que regula entre otros el art. 8 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, lo que supone y confirma reconocer, el derecho de cada persona a los llamados derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en el tratamiento de los Datos de Carácter Personal. Sin embargo, la propuesta fue finalmente rechazada en el año 2013 por un gran número de eurodiputados, que se opusieron a la creación de éste Registro de Nombres de los pasajeros precisamente porque opinaron que efectivamente la recogida de los datos personales se enfrentaba con una legislación que resulta del todo proteccionista de los mismos y podría atentar contra los denominados derechos fundamentales, y vulnerar la política de privacidad y por tanto la Protección de Datos Personales al tener que recoger y registrar datos personales tales como, Nombre, Dirección, Números de teléfono, Tarjetas Bancarias, Fecha e Itinerario del viaje, Equipaje, Compañía en la que viaja, etc.

Es evidente, que por los graves acontecimientos producidos a finales del año 2015 en diversos países europeos, el planteamiento ha dado un vuelco, y es por ello que los Gobiernos de la Unión Europea han alcanzado ya un acuerdo provisional, y se estima que a comienzos de este año 2016, se someterá el Proyecto al Pleno de la Eurocámara y por último al Consejo de Ministros de la Unión Europea.

En éste Registro de Nombre de Pasajeros de vuelos internacionales, el primer paso es recopilar, después almacenar y por último utilizar los datos de los pasajeros de dichos vuelos internacionales. Es prioritaria la seguridad de la ciudadanía europea y mundial y más concretamente, el esfuerzo máximo de las autoridades y especialistas en seguridad dentro del espacio aéreo, y por ello toda la información que se recopile, sin duda y a los únicos fines de perseguir la delincuencia internacional, tiene tras los acontecimientos una prioridad absoluta, lo que generará que sea procesada y analizada por quien se designe, para prevenir, detectar e investigar el terrorismo y la delincuencia internacional.

Los gobiernos europeos tienen un reto importante para conseguir salvaguardar la privacidad de los datos personales, pero a su vez controlar delincuentes y terroristas que viajen por el espacio aéreo europeo con el objetivo en causar un pánico en toda la población.

Las negociaciones continúan hasta su aprobación definitiva, para lograr una Europa más segura. La Comisión de Libertades Civiles ya ha dado su aprobación al tema del PNR.

+

Carmen López Belda

Lopez Belda Consulting. Abogada Master en Derecho Digital y Nuevas Tecnologías, Proteccion de Datos, y Comercio Electrónico. Asociada en Asociacion Profesional Española de Privacidad, APEP.

LinkedInTwitter