Entrevista Gloria González Fuster – día europeo Protección de datos 2014


 

Gloria González Fuster

Investigadora Law, Science, Technology and Society (LSTS), Vrije Universiteit Brussel (VUB)

El año 2013 ha sido intenso en noticias sobre privacidad, ¿Cuál destacaría de ellas y por qué?

 La muerte de más de 360 personas en el naufragio de Lampedusa en el mes de octubre creo que es la noticia que mejor refleja las paradojas de la vigilancia hoy en día. Muchas otras noticias han puesto de relieve la cantidad de información que se recoge continuamente a través del mundo y la sofisticación de la tecnología que se despliega para observar a la población. Sin embargo, resulta que incluso en las fronteras de la Unión Europea, a cuyo control se dedica tanto dinero y tanto esfuerzo, sigue habiendo cosas y personas que por lo visto no somos capaces de ver, o que no es prioridad observar. Este tipo de tragedias nos recuerda que en los debates sobre vigilancia y privacidad no se trata sólo de decidir si queremos más o menos vigilancia, o más o menos privacidad, sino que es esencial reflexionar sobre a quién favorecen y a quién olvidan los sistemas que se ponen en marcha.

Cloud, Big data, Internet of things, coches automatizados. Desde el punto de vista de la privacidad qué óptica debemos adoptar frente a la evolución tecnológica.

 Quizá el gran reto sea no perder nunca de vista la privacidad, precisamente. En muchas ocasiones la evolución tecnológica se invoca sobre todo para promover que urge ‘cambiar de paradigma’, o ‘volver a pensar’ y ‘redefinir’ la privacidad, como si nuestros derechos fundamentales se fueran a volver obsoletos e ininteligibles cada vez que se descubre una tecnología nueva, o cada vez que alguien consigue poner de moda un nuevo término de marketing. Por suerte, la experiencia demuestra que lo que suele caducar muy rápido son estas nociones ‘inteligentes’ y ‘ubicuas’, mientras que la necesidad de proteger la libertad de las personas permanece.

–        Si en 2014 la Unión Europea no contara con un Reglamento General de protección de datos, ¿tenemos más que ganar o que perder como ciudadanos UE? ¿ ¿Y cómo profesionales?

 Hay mucho en juego en ese Reglamento, tanto para los ciudadanos como para los profesionales, de eso no cabe duda. Que se apruebe en 2014 parece improbable, pero el retraso no creo que sea en sí un problema para nadie en concreto. Existe el riesgo de que a medida que se alargan las negociaciones se dé marcha atrás en algunos aspectos en los que la propuesta había pretendido avanzar, pero quizás mientras tanto también se consiga solucionar alguno de sus defectos, que los tiene.

¿Qué rol social están llamados a jugar los profesionales de la privacidad?

Creo que el principal mérito de los profesionales es demostrar que la legislación sobre privacidad es aplicable, aunque no siempre sea de aplicación fácil. Si al hacerlo logran además hacer partícipes a los ciudadanos y contribuir a su sensibilización, el mérito es aún mayor.