Entrevista Eduardo Ustaran – día europeo Protección de datos 2014


 

Eduardo Ustaran

Partner for Field Fisher Waterhouse LLP

        El año 2013 ha sido intenso en noticias sobre privacidad, ¿Cuál destacaría de ellas y por qué?

Al margen de la inmensa polémica a raíz de las revelaciones de Edward Snowden, la noticia de mayor impacto ha sido el progreso (o quizá la falta del mismo) del proceso legislativo de protección de datos europeo.  El Parlamento Europeo por fin consiguió acordar un borrador, mientras que el Consejo arrastró sus pies de tal manera que la Comisión, capitaneada por Viviane Reding, apenas pudo aguantar su frustración.  Todo esto es muy significativo y demuestra la delicada situación en la que nos encontramos, en la que adoptar una ley de protección de datos europea eficaz y progresista casi se ha convertido en un proceso de búsqueda de la piedra filosofal.

 

        Cloud, Big data, Internet of things, coches automatizados. Desde el punto de vista de la privacidad qué óptica debemos adoptar frente a la evolución tecnológica.

Decididamente una óptica práctica en la que no intentemos regular la tecnología en sí, sino el comportamiento.  Desarrollos tecnológicos como cloud computing, Big Data y el Internet de las Cosas son hechos probados y requteprobados, que no dejarán de existir aunque las leyes los limiten o incluso los prohiban.  Por lo tanto, es imperativo que a la hora de proteger la privacidad individual, no intentemos nadar contra corriente, sino que nos enfoquemos en decidir qué tipo de conducta se debe incentivar o prevenir.  Para ello, es esencial identificar los riesgos reales que estos desarrollos tecnológicos presentan y utilizar herramientas como “Privacy by Design” para neutralizar dichos riesgos sin ahogar la capacidad innovadora.

 

        Si en 2014 la Unión Europea no contara con un Reglamento General de protección de datos, ¿tenemos más que ganar o que perder como ciudadanos UE? ¿ ¿Y cómo profesionales?

Más que perder, sobretodo por la incertidumbre que presenta la falta de un marco legislativo claro y progresista.  Sin embargo, la oportunidad continúa y siendo optimista, es muy posible que podamos lograr nuestro objetovo en el 2015.

 

        ¿Qué rol social están llamados a jugar los profesionales de la privacidad?

Uno fundamental, que es el de encontrar el equilibrio entre el desarrollo de la economía de la información y la protección de un derecho individual ligado a la libertad humana.