En Navidad, no los dejes solos, navega con ellos.


 

Comisión de menores de APEP

Llega la Nochebuena e inauguramos unas fechas para la vida en familia. En los próximos días padres, y sobre todo abuelos, disfrutaremos de nuestros niños y niñas en casa llenos de energía, vitalidad y curiosidad. Para nuestros hijos queremos siempre lo mejor.

Probablemente hemos hecho un enorme esfuerzo en tiempos de crisis para mantener esa conexión a internet que les ayude en sus estudios. Y si nos alcanza el presupuesto trataremos de reglarles su primer ordenador, su primera tableta o su primer Smartphone, con esfuerzo y sacrificio.

Un regalo extraordinario sin duda, pero ¿Qué ocurrirá cuando en la mañana del 25 nuestros niños o niñas lo abran e inicien su primera sesión en un navegador? Los estudios realizados en España señalan que lo que ocurrirá es que un alto porcentaje de padres y madres establecerán controles basados en herramientas informáticas, seguramente los menos, y sobre todo controles respecto del número de horas de conexión y del lugar físico donde esta se produce. Sin embargo, un significativo número de personas suele responder que se siente incapaz de ayudar a sus hijos porque “ellos saben más que yo”.

Si Vd. lector es padre o madre, recordará cuando sus abuelos le obligaban a programar el vídeo ya que “estos niños se lo saben todo y han nacido con esto”. Pero párese Vd. un momento a pensar. ¿Era aquella una habilidad innata o simplemente aquél niño que fue disponía de tiempo e imaginación para trastear con aquel endiablado mando a distancia?

En la sociedad de la información los padres y madres no pueden esconder su responsabilidad tras el escude del analfabetismo tecnológico. Internet ha venido para quedarse y forma parte de su vida tanto como la de sus hijos. Y Vd. posee una la innegable ventaja de la experiencia. Antes de ni siquiera haber cargado la batería de la tableta un padre es capaz de evaluar los contenidos que verá en pantalla, de hacer juicios basados en valores y principios. ¿No le va a regalar todo esto a su hijo o hija?

Si los niños o niñas en su casa son pequeños de menos de diez años tiene la valiosísima oportunidad de aprender con ellos desde cero de ser uno más. Si sus hijos ya tienen una cierta edad y experiencia tecnológica, sea valiente y aprovéchela déjeles ser maestros a ellos por una vez, y enriquezca su experiencia de internet con valores.

Por otra parte, no está sólo dispone de muchos recursos que le ayudarán, ¡aprovéchelos!

Le indicamos a continuación algunos de ellos.

Recursos web.

* Esta lista no es exhaustiva cada recurso o publicación responde a objetivos previamente diseñados por su editor. Le recomendamos que los consulte y empleo aquellos que les resulten de mayor utilidad.

Publicaciones.