Día Europeo de Protección de Datos


 

Con ocasión del día Europeo de Protección de Datos que se celebra cada 28 de enero desde hace 4 años, miembros de APEP han publicado en diversos medios de comunicación artículos para hacer llegar a la opinión pública el conocimiento de este Derecho Fundamental.

Se reproduce aquí el artículo publicado en el diario La Opinión, escrito por Julián Valero, secretario de APEP:

 

Hoy 28 de enero se celebra el “Día Europeo de Protección de Datos”,  promovido por el Consejo de Europa, la Comisión Europea y las  autoridades de protección de datos de los países miembros de la Unión  Europea con el objetivo principal de impulsar el conocimiento de los derechos en materia de protección de datos y privacidad entre los ciudadanos.

En el actual estadio evolutivo de la tecnología, diez años después de la aprobación de la la Ley Orgánica 15/1999, la efectividad  de este derecho fundamental se enfrenta a un desafío de enorme  relevancia, fundamentalmente como consecuencia de la generalización  del uso de Internet en todos los ámbitos que ha tenido lugar en los  últimos años, de manera que es necesario llevar a cabo relevantes  adaptaciones en el enfoque jurídico en que tradicionalmente se ha  basado la garantía de este derecho.
De una parte, la protección jurídica que tradicionalmente se ha  configurado a partir de la la identificación de la persona ha de dejar  paso a conceptos más complejos como el anonimato “reversible”,  teniendo en cuenta en todo caso las necesidades de la seguridad y  otras exigencias vinculadas al interés público. De otra, la esencial  facultad del consentimiento ha de adaptarse a un entorno donde existe  un flujo inconsciente de información, de manera que principios  generales como la legitimidad y la proporcionalidad en el tratamiento  de la información personal adquieren una mayor relevancia que ha de  ser precisada.

Asimismo, el papel de los prestadores de servicios de  intermediación no puede compararse sin más como simples encargados de  tratamientos, tal y como demuestra la actual problemática con el  intercambio de ficheros y la propiedad intelectual.
Más aún, la puesta a disposición de información personal en Internet  -en especial por los poderes públicos y en las redes sociales- supone un fenómeno desconocido hasta ahora tanto cualitativa como  cuantitativamente, por lo que resulta imprescindible reconfigurar las  relaciones con otros derechos y libertades fundamentales como la  libertad de expresión (caso de los blogs), el secreto de las comunicaciones -con las enormes posibilidades de cifrado de datos- o,  incluso, de los intereses públicos en la difusión de la información  administrativa (tablones de anuncios, diarios oficiales).

Dadas las  mayores posibilidades que ofrecen las redes telemáticas, la  Administración electrónica hoy día sólo se concibe fundamentalmente a  partir del intercambio automatizado de información y el uso de la  firma electrónica (en particular el DNI electrónico), exigencias que  suponen un mayor flujo de información personal y su potencial  concentración en manos de unas cuantas autoridades administrativas.

En  última instancia, la dimensión mundial de Internet nos obliga a tener  en cuenta las implicaciones que dicha configuración plantea tanto para  la determinación de la legislación aplicable como de la jurisdicción  competente, incluyendo las autoridades nacionales de control en  materia de protección de datos.

En definitiva, como consecuencia de la singularidad las referidas  implicaciones que plantea la tecnología y de su incidencia en los  perfiles tradicionales de este derecho, es necesario articular un  marco normativo que, superando las referidas insuficiencias propias de  un modelo de regulación ya desfasado, permita hacer frente con mayor eficacia a los desafíos que plantea a la posición jurídica de los  ciudadanos quienes, en definitiva, son los titulares del derecho a la  protección de los datos personales.

Julián Valero Torrijos, profesor de Derecho Administrativo en la  Universidad de Murcia y Secretario de la Asociación Profesional  Española de Privacidad (APEP)