Día Europeo de la Protección de Datos 2015


 

APEP subraya el papel fundamental de los profesionales de la privacidad en el Día de la Protección de Datos

 

  • APEP reivindica una modificación de la Ley que incluya a los profesionales de la privacidad en el Consejo Asesor de la Agencia Española de Protección de Datos.

 

  • Denuncia la inacción de los poderes públicos ante la existencia de empresas que aprovechan los fondos de la Fundación Tripartita para ofrecer servicios gratuitos.

 

APEP - LogoLa Asociación Profesional Española de Privacidad (APEP) celebra el Día de la Protección de Datos con una publicación monográfica en su web en la que distintos profesionales reflexionan sobre los retos para el futuro de la privacidad. En el editorial que encabeza la publicación APEP subraya cuatro grandes retos para el futuro.

1- Un derecho para el crecimiento económico y social

APEP considera que la garantía de la vida privada no sólo constituye un imperativo moral y jurídico que opera como garantía de libertad en la sociedad de la información. El desarrollo de tecnologías que incorporen privacidad en el diseño constituye un reto ineludible y un motor de crecimiento económico. Pero esta acción no puede desarrollarse desde el derecho sancionador sino desde la proactividad e implicación de los reguladores.

La Agencia Española de Protección de Datos debe abrir sus puertas a los profesionales de la privacidad, la línea de atención al ciudadano debe incorporar también un espacio de interlocución abierta a los profesionales de la privacidad y finalmente debe incluir a profesionales de la privacidad en su dimensión jurídica y de seguridad entre los miembros del Consejo Asesor. Los profesionales de la privacidad constituyen un sector maduro, altamente formado y con un conocimiento sectorial que debe ser aprovechado.

 2- El Reglamento General de Protección de Datos Personales

El futuro Reglamento General de Protección de Datos Personales de la Unión Europea será esencial para disciplinar y homogeneizar el cumplimiento normativo en la Unión europea ofreciendo un marco común que dotará de estabilidad al sistema. La norma debe ser capaz de afrontar los retos que la evolución tecnológica, con las redes sociales en cabeza, plantean a la garantía de los derechos fundamentales.

APEP considera esencial la figura del delegado de protección de datos personales (DPO, por sus siglas en inglés) que aparecen en el Borrador Definitivo del Reglamento. La Asociación destaca que únicamente reconociendo la necesidad de que los profesionales asesoren en esta materia se garantizará un adecuado cumplimiento normativo. No obstante, dicho asesoramiento debe preverse de un modo flexible. Habrá grandes organizaciones que requieran de personal experto y permanente en plantilla, mientras que un odontólogo necesitará ayudas puntuales a lo largo del tiempo en la implantación de sus sistemas y en el mantenimiento actualizado de sus prácticas. La figura del DPO ”no puede diseñarse como una carga sino como una ayuda que puedan asumir las organizaciones incrementando así la calidad y la seguridad de su información y con ello su competitividad”.

Preocupación por “LOPD Coste 0”

Sin embargo, la presencia de empresas que ofrecen “formación experta en dos horas”, de publicidades que prometen que “Vd. puede cumplir con la LOPD en sólo 30 minutos” banalizan el valor de la privacidad y desprestigian al sector.

Mucho más grave es la persistencia del más que controvertido denominado “LOPD Coste 0”. Nuestro país ha sido testigo de reiterados casos de corrupción en el uso de las ayudas a la formación. La “LOPD coste 0” tiene todos los visos de ser uno más de ellos sin que parezca que los poderes públicos hayan tomado cartas en el asunto. Mientras con la inacción de la Fundación Tripartita las empresas “LOPD Coste 0” ofrecen servicios gratuitos de sospechosa calidad, incluso exhibiendo en algún caso dictámenes de prestigiosos bufetes de abogados como patente de corso. No sólo constituyen un cáncer económico, dinamitan el futuro prestigio de la protección de datos personales.

3- Formación y certificación

En este contexto, la APEP apuesta decididamente por una formación de calidad y una certificación que haga de sus asociados profesionales confiables y reconocibles. Y para ello oferta una certificación independiente y avalada por el prestigio de su Consejo Académico y por procedimientos independientes y auditables.

 4- Los niños nuestro futuro.

Finalmente APEP revalida su apuesta por la defensa de la privacidad de los menores y reivindica la necesidad de una reforma de la regulación que adecúe la protección de los datos personales de los menores a la realidad actual, e insiste en la necesidad de promover la formación de profesores, padres y niños y niñas.

 

Puedes ver el monográfico aquí.